Qué países lideran la lucha contra el despilfarro alimentario

Qué países lideran la lucha contra el despilfarro alimentario

¿Sabías que en los países desarrollados son los consumidores quienes desperdician más comida y en los países en vías de crecimiento esa pérdida de alimentos es mayor antes de llegar al consumidor?

Este es uno de los datos que nos ofrece el Food Sustainability Index publicado por el Barrilla Center for Food and Nutrition Foundation. Este índice, construído a partir de 58 indicadores que miden la sostenibilidad de los sistemas alimentarios de 25 países, centra su atención en tres temas: despilfarro alimentario, agricultura sostenible y desafíos nutricionales.

Nosotros os resumimos los datos más interesantes relacionados con el primero, el despilfarro alimentario.

Las cifras del despilfarro alimentario

Cada año, desperdiciamos un tercio de la comida que produce el mundo: 1.300 millones de toneladas. Lo que supone un coste de 750 mil millones de dólares al año. Mientras tanto, 795 millones de personas están pasando hambre. Es más, con tan solo recuperar un cuarto de esa comida que desperdiciamos, seríamos capaces de alimentar a quienes no tienen para comer.

Infografía índice sostenibiliad alimentaria. Despilfarro

Infografía sobre la pérdida y desperdicio de comida

Este desperdicio, por si fuera poco, genera también un impacto medioambiental: la huella de carbono que deja el despilfarro alimentario es de 3.3 gigatoneladas de emisiones de gases de efecto invernadero, lo que equivale a un tercio de las emisiones anuales de los combustibles fósiles.

Francia, país que lidera la lucha contra el desperdicio de alimentos

¿Qué países lideran la lucha contra el despilfarro alimentario? Bien, según este Índice, Francia, Australia y Sudáfrica pueden convertirse en ejemplos. Mientras tanto, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia y, sobre todo, Arabia Saudí, deben mejorar bastante. En este último páis, cada persona despilfarra 427 kg de comida al año (para ponerlo en perspectiva, en España –no incluida en este índice- los hogares despilfarramos alrededor de 76 kg anuales).

El éxito de Francia nace de la creciente preocupación pública por el tema, que ha favorecido la puesta en marcha de de ciertas políticas públicas. Por ejemplo, nuestros vecinos galos han sido los primeros en penalizar a los supermercados que tiran alimentos todavía comestibles para consumo humano. Pero ésta no ha sido la única iniciativa, es más, el programa de reformas alcanza hasta 36 medidas, que van desde medir de manera más precisa la pérdida de comida, crear programas de certificación de residuos-cero, promocionar las doggie bag, o impulsar un comité europeo contra el despilfarro de comida.

Índice de sostenibilidad alimentaria. Despilfarro por países

Aún así, las cuatro medidas básicas que apunta el índice son:

  • La clarificación en el etiquetado sobre la fecha de caducidad.
  • Una mejor coordinación para facilitar la donación de comida por parte de los comercios
  • Mejorar la educación del consumidor
  • Reducir la pérdida de alimentos en cada etapa del ciclo alimentario, desde la producción hasta el consumo.

De cada uno de nosotros depende, en buena parte, tanto ejercer un consumo más responsable, aprender más sobre el problema para combatirlo mejor, presionar a nuestras instituciones para que adopten mejores políticas públicas y participar de iniciativas, como Cenas con Fecha y tantas otras, que intentan concienciar sobre un problema tan importante que nos concierne a todos.